Seleccionar página
INTRODUCCIÓN

De sobra es conocido en el mundo deportivo la importancia de mantener un buen estado físico del deportista de cara a conseguir un alto rendimiento. De esta forma, los atletas de alta competición dedican infinidad de horas en búsqueda de la autosuperación que les permita rendir al máximo nivel posible.

Para poder conseguir el mejor estado psicofísico de los deportistas existe un amplio grupo multidisciplinar trabajando conjuntamente; preparadores físicos, fisioterapeutas, readaptadores, nutricionistas, psicólogos, médicos deportivos, entrenadores etc. No obstante, hay una parte  del cuerpo que suele ser en la gran mayoría de los casos la gran olvidada: La salud o higiene bucodental.

Es evidente que lesiones traumáticas como fracturas maxilares, dentales y contusiones faciales ampliamente reportadas en deportes como el baloncesto, rugby o el hockey, afectan a la integridad del deportista y al rendimiento del mismo (Ashley et al., 2015). No obstante, ¿una mala higiene bucodental podría repercutir en el rendimiento y en las lesiones del deportista?

Una vez más vamos a exponer que dice la ciencia al respecto aunque como bien dicen Ashley et al., (2015): “La salud oral es un importante elemento en la salud general, el bienestar y la calidad de vida” (p.1).

RELACIÓN ENTRE SALUD BUCODENTAL, RENDIMIENTO Y LESIÓN

A pesar de que la última revisión sistemática realizada en el 2014 cuyo objetivo fue revisar la epidemiologia de las enfermedades bucales y traumáticas en deportistas de alto nivel y la posible relación de estas con el rendimiento (Ashley et al., 2015) determinó que la calidad metodológica general de los 34 estudios seleccionados era baja y que tan solo cuatro de ellos relacionaron problemas de higiene bucodental con el rendimiento.

Sin embargo, hay que empezar diciendo que la salud bucodental de los deportistas profesionales en general es baja (Ashley et al., 2015; Solleveld, Goedhart & Bossche, 2015) y que de las múltiples afectaciones existentes, las caries y problemas periodontales en primer y segundo lugar respectivamente son las más frecuentes (Ashley et al., 2015; Gay-Escoda et al., 2011; Solleveld et al., 2015).

Estos problemas bucodentales podrían afectar al rendimiento del deportista directamente a través de dolor surgido por la afectación en sí y también más sutilmente por respuestas inflamatorias sistémicas (Needleman et al., 2014), pudiendo afectar a tejidos como el músculo, tendón y ligamento (Ashley et al., 2015; Gay-Escoda et al., 2011).

De estos modos, Solleveld et al., (2015) llevaron a cabo un estudio con el propósito de investigar si existía una asociación entre una pobre higiene bucodental y las lesiones recidivas en jugadores de fútbol observando y relacionando otras covariables como problemas psicosociales y características de los jugadores.

En este estudio transversal participaron 215 jugadores, entre ellos jugadores de la Premier League, clubes holandeses y belgas. Se les proporcionó un cuestionario anónimo de 71 preguntas relacionadas con la evaluación de lesiones recidivas, problemas bucodentales, problemas psicosociales (tal como la ansiedad producida por miedo a lesionarse, el estrés psicológico proveniente de la competición), descontento con el entrenador/equipo, hábitos alimentarios no saludables, edad y demarcación.

Una vez analizado el cuestionario, se extrajeron algunos datos de interés (figura 1) que a continuación pasamos a comentar.

Figura 1. Características de los participantes encuestados (n = 215).

De estos modos se observó, que los problemas de encías y la endodoncia presentaban unos bajos porcentajes de afectación (16 y 13% respectivamente) afectando las caries a más de la mitad de los jugadores (121 jugadores representando el 56%).

Y lo más interesante que se observó fue una asociación estadísticamente significativa entre los jugadores que tenían problemas de higiene bucodental (problemas de encías, endodoncias y caries), con todos los tipos de lesión recidiva estudiadas (musculares, tendinosas y óseas) frente a los jugadores que no tenían problemas bucodentales. Las lesiones musculares y tendinosas fueron las más frecuentadas y a mayor número de problemas bucodentales mayor incidencia de lesiones recidivas (Solleveld et al., 2015).

Predeciblemente, la relación de covariables también mostraron que había una positiva relación entre la ansiedad producida por miedo a lesionarse y las lesiones musculares y tendinosas así como el estrés psicológico competitivo con lesiones de diferentes tejidos, musculotendinosas y óseas.

A este estudio comentado se le suma otro llevado a cabo por Gay-Escoda et al., (2011), cuyo objetivo fue evaluar la salud bucodental de 30 futbolistas profesionales del F.C. Barcelona durante tres temporadas (2003/4, 2004/5 y 2005/6) y encontrar posibles relaciones entre problemas bucodentales y lesiones deportivas aparecidas durante las temporadas comentadas. De esta exhaustiva evaluación se observó que 15 de ellos (50%) acudían al dentista de acuerdo a sus visitas pero 6 de ellos no lo visitaban desde hace más de 5 años.

De la evaluación odontológica, las caries activas, acumulación de placa dental y problemas periodontales fueron los más comunes. Respecto a la evaluación sobre la incidencia de lesión, las musculares fueron las más simbólicas seguidas de las ligamentosas y tendinosas. De esta forma, la acumulación de placa dental y problemas periodontales mostraron correlaciones significativas con las lesiones musculares.

MEDIDAS PREVENTIVAS PARA REDUCIR RIESGO DE AFECCIÓN BUCODENTAL

En la siguiente tabla se puede observar algunas medidas preventivas muy básicas extraídas del artículo de consenso de Needleman et al., (2014) que se pueden llevar a la práctica y lo más importante, que ayudan a reducir el riesgo de afección bucodental del deportista.

Caries dentales Dieta: Reducción frecuencia y cantidad de ingesta de carbohidratos (cuando sea posible)

Fluoruro: Pasta de dientes que contenga al menos 1400 ppm y preferiblemente 5000 ppm

Higiene oral: Diaria mediante cepillado e hilo interdental

Problemas periodontales Higiene oral: Diaria mediante cepillado e hilo interdental.

Evaluación: Detección y tratamiento temprano

Reducción del riesgo: Cese del tabaco.

Erosión dental Alimentación: Reducción de comida y bebida excesivamente ácida

Bebidas deportivas: Reducción de la frecuencia, evitar retenciones prolongadas en la boca, utilizar pajita para beber.

Pericoronaritis Higiene oral: Buena limpieza alrededor de los molares.

Extracción: extracción de la tercera muela después de no más de 2 problemas de pericoronaritis

Tabla 1. Medidas preventivas para evitar problemas bocudentales. Adaptado de  Needleman et al., (2014).

Parece evidente intentar educar a los atletas a que se sometan a mayores revisiones bucodentales y disminuir así la probabilidad de desarrollar algún pronlema bucodental que pueda afectar a la calidad de vida del deportista y a su rendimiento.

Conclusiones:

  • Las lesiones bucodentales tienen una gran relación con las lesiones recidivas en futbolistas. A mayor problemas bucodentales, mayor incidencia de manifestar lesiones y de diferentes tejido, siendo las musculares y tendinosas mayormente afectadas.
  • El estrés competitivo y la ansiedad producida por miedo a lesionarse muestran una relación positiva con lesiones de diferente tejido.
  • Tal vez deberíamos de incluir la salud bucodental como un factor intrínseco más del jugador que puede desembocar en lesiones, a parte de las ya muy bien referenciadas como pueden ser los desequilibrios musculares, edad, sexo, lesión previa, etc.
  • Hay que decir que en el cuestionario utilizado por Solleveld et al. (2015) se utilizaron algunos autoinformes totalmente evaluables por ellos mismos y no evaluaciones clínicas, con rigor científico. Además es un estudio transvesal y no un ensayo clínico aleatorizado.  Sería interesante que futuros estudios se centren en realizar estudios de intervención con comparación de datos con grupos control.

Referencias Bibliográficas:

1. Ashley, P., Di Iorio, A., Cole, E., Tanday, A., & Needleman, I. (2015). Oral health of elite athletes and association with performance: a systematic review. British Journal Of Sports Medicine49(1), 14-19. doi:10.1136/bjsports-2014-093617

2. Gay-Escoda, C., Vieira-Duarte-Pereira, D., Ardèvol, J., Pruna, R., Fernandez, J., & Valmaseda-Castellón, E. (2011). Study of the effect of oral health on physical condition of professional soccer players of the Football Club Barcelona. Medicina Oral, Patología Oral Y Cirugía Bucal16(3), e436-e439.

3. Needleman, I., Ashley, P., Fine, P., Haddad, F., Loosemore, M., de Medici, A., & … Porter, S. (2014). Consensus statement: Oral health and elite sport performance. British Dental Journal217(10), 587-590. doi:10.1038/sj.bdj.2014.1000

4. Solleveld, H., Goedhart, A., & Vanden Bossche, L. (2015). Associations between poor oral health and reinjuries in male elite soccer players: a cross-sectional self-report study. BMC Sports Science, Medicine & Rehabilitation7(1), 1-8.

The following two tabs change content below.

Ferran Cañes Llopis

CEO y escritor de mi propia web
Graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y Entrenador Personal.